fbpx
¿Cuáles son las consecuencias de una mala higiene oral?
consecuencias mala higiene oral

Que hay que tener mucho cuidado con nuestra higiene oral no es ningún secreto. Los problemas orales son probablemente algunos de los más molestos que se pueden producir en nuestro cuerpo, además de que afectan de lleno a otros aspectos como la nutrición o el habla.

En nuestra clínica dental en Salamanca somos testigos más frecuentemente de lo que nos gustaría de cómo los estragos de una higiene oral deficiente o directamente inexistente se reproducen en la boca de nuestros pacientes.

Por eso, hoy hemos querido adoptar un papel de concienciación y recalcar la importancia de un cepillado dental con una técnica correcta, una frecuencia ideal y el uso de los mejores y más variados complementos para proteger a nuestros dientes y encías.

La placa bacteriana que se forma en nuestra boca tras la acumulación de alimentos y bebidas, además de otros factores externos, pone en serio peligro la estabilidad de toda nuestra dentición.

Así que, si no se controla periódicamente con una higiene oral de calidad y visitas constantes al dentista, es bastante posible que traiga de la mano las enfermedades orales más comunes:

Caries:  

Una caries que no se controla a tiempo puede provocar, en primer lugar, un gran dolor en el diente. En última instancia puede podrir completamente la pieza dental y comenzar a hacer lo mismo con los dientes colindantes, creando así una bola de nieve que pone en serio peligro la integridad y estética de nuestra sonrisa.

Enfermedad periodontal

Es la conocida como enfermedad de las encías, que se divide en dos fases dependiendo de su gravedad: gingivitis y periodontitis. En su estado más avanzado, esta patología no solo destruye las encías, sino que trae consigo la caída de piezas dentales. Además, es una enfermedad que si no se trata a tiempo es irreversible. Solo se puede controlar.

Halitosis

 La presencia del mal aliento también es una de las consecuencias de una mala higiene oral. La acumulación de restos de comida entre nuestros dientes provoca esta desagradable sensación en nuestra boca.

Estas son solo tres de las consecuencias más notables que puede traer una mala higiene oral, pero no son ni mucho menos las únicas Y, generalmente, los primeros síntomas suelen darse a corto plazo.

Por eso es tan importante mantener un correcto y frecuente cepillado dental y visitar a nuestro dentista en Salamanca periódicamente.

Pide cita en nuestra clínica dental para controlar estos problemas a tiempo y recibir nuestros consejos para una buena higiene oral.

No Comments
Leave a Reply